miércoles, 27 de noviembre de 2013

1

Vigila las garras del león mientras acaricias su melena.


2

Si no imaginas lo desconocido, no podrás reconocerlo.


3

No hay vida más vacía que una tumba sin flores.


4

No conoces los sitios de los que no te alejas.


5

Perseguir es huir hacia otro.

6

Al final, los recuerdos duran más que el pasado.


7

Lo que es verdad al pie de la montaña, en la cumbre es mentira.


8

El cocinero hace lo mismo que el poeta: que los alimentos recuerden su sabor.


9

La oscuridad sólo te da lo que tú mismo le robas a la luz del día.

10

Una hazaña no puede ser sencilla, porque entonces sería sólo un éxito.


11

El vanidoso cree que sólo con seguir sus propias huellas, llegará a la cima.


12

Hay dos maneras de hacer ver a los demás algo que no sabían: inventarlo o descubrirlo.


13

Las personas independientes son las que pueden elegir a quién necesitar.


14

No ir a un sitio ya es alejarse de él.


15

La abeja es el pasado de la miel.


16

Lo imposible nunca cambia.


17

Tener recuerdos no es tener memoria.


18

El vacío está lleno de los que caen a él.


19

Los enemigos dignos te hieren cara a cara; los cobardes te hieren en los otros.


20

El que se habla a sí mismo, casi engaña al silencio.


21

Deja de buscar las llaves, inventa otra puerta.


22

El pasado no puede ir más deprisa.


23

Cada cosa que aprendes es una mentira menos que te pueden contar.


24

Hasta el día más triste se termina a las doce.


25

La codicia es la escoria del deseo.


26

Mirar es más fácil que ver.


27

No se puede ser uno mismo a solas.


28

El éxito alimenta; la fama devora.


29

Se echa de menos más a quien sabe irse a tiempo.


30

Si quieres descubrir algo, no sigas la flecha.


31

A la hora de ser yo, soy uno más.


32

Tarde o temprano, toda promesa se convierte en un malentendido.


33

Codiciar no es querer.


34

Inventa lo que sabes de ti mismo.


35

Escribir es copiar del natural aquello que aún no existe.


36

¿Qué esconde en el lugar del corazón el que dice que te habla con él en la mano?


37

La libertad se alcanza siempre huyendo.


38

Ser honesto es ser pobre a largo plazo, en este mundo oscuro.


39

El pesimismo es la sala de máquinas de la mala suerte.


40

Déjate ver por el libro que lees.


41

Los que se van, hablan con el cuchillo de la palabra adiós entre los dientes.


42

No importa contra quiénes luchas, sino por qué.


43

Ahora sé que no huía para escapar: lo hice por que tú me buscaras.


44

La paz es siempre injusta con los muertos.


45

Cuando me faltas tú, me sobra todo.


46

Todo ocurre dos veces en el camino por donde alguien huye y otro le persigue.


47

Escribir es bajar a un pozo en busca de una manera de escapar de él.


48

Hay palabras que sirven tan sólo para herir al que las oye o al que se las calla.


49

Qué importa que no mientas, si te has equivocado de verdad.


50

Nadie más atrapado que aquel que se detiene ante el muro caído.


51

Las lágrimas son el deshielo del dolor.


52

Si te olvidé una vez, te puedo olvidar siempre.


53

El patriotismo es un fenómeno local.


54

Seguía en pie tan sólo porque no le quedaba un sitio donde caer.


55

A veces el tesoro te desentierra a ti.


56

El camino más largo es el que más asusta a los que te persiguen.


57

¿Hasta qué punto eres tú en persona el que escribe las cosas que un poema te conduce a decir?


58

Lo inevitable está lleno de contradicciones.


59

El amor es un artefacto de fabricación casera.


60

Intenta adivinarle las palabras al poema que escribas, como el que huye trata de imaginar los pasos de quienes lo persiguen.


61

Equivoqué los pasos, pero acerté el camino.


62

Las casualidades tienen su lógica.


63

La envidia es la admiración por las malas.


64

Sólo me gustaría que hiciéramos las cosas que mis poemas quieren contar de ti y de mí.


65

Que lo que escribas no te necesite. Que pueda explicarse por sí solo.


66

Hay personas que están juntas porque se quieren y personas que no se separan porque se han querido. Lo peor es que suelen ser las mismas.


67

Sabrás si has ganado o has perdido cuando a tu victoria le restes tus cicatrices.


68

Si tú no vas a ninguna parte, yo no tendré dónde buscar tus huellas.


69

Hay quien confunde triunfar con elegir los fracasos.


70

Los culpables no deben pagar las culpas de los inocentes.


71

En el amor, lo que no es una nube es simplemente humo.


72

Hay días que no quiero formar parte de mí.

73

Luchar contra ti mismo te enseñará a perder.


74

Se admira cara a cara; se envidia a traición.


75

Sabrás quién es si sabes lo que quiere. Si sabes lo que haría por lograrlo, sabrás en quién se puede convertir.


76

Un verdadero amigo es alguien a quien llamas cuando no tienes nada que decirle.


77

Desde que me he cambiado de mi camino al tuyo, sólo quiero que no se encuentren nunca el que soy y el que fui.


78

Fuiste lo único bueno que me pasó en tu vida.


79

No quieras saber más: yo era el Benjamín Prado equivocado y ellas no fueron tú. Con eso basta.


80

Hay gente que no está para siempre contigo sólo porque lo quiso estar antes de tiempo.


81

Cuando la inspiración te hable al oído, escribe un poema que la haga callar.


82

¿Cuánto se parece matar a alguien a ser su razón para morir?


83

Acariciarte ha sido tocar lo inalcanzable.


84

Los dos primeros pasos del que deja su casa ya son el primer metro de otra vida.


7 comentarios:

Reve Llyn dijo...


¡¡¡Me has alegrado el día!!!

Aurora Abad Ruiz dijo...

Me has hecho pensar a la hora q había decidido no pensar en nada más. Pero merece la pena. Todo lo que escribes es un regalo.

Benjamín Prado dijo...

Gracias, Aurora, el que abre el regalo es su otra mitad.

lapoesiaesunarmacargadadepresente dijo...

Estimado Benjamín Prado:

Soy profesor de Lengua y Literatura en un IES que celebra 25 años de educación pública y sería un placer para nosotros contar con tu presencia para charlar acerca de la poesía y otros extremos con la gente joven. ¿Hay alguna manera de contactar contigo?

Benjamín Prado dijo...

Hola, profesor, claro, escríbeme a facebook, si te parece, y vemos cómo hacerlo.

Juan Ignacio Fernandez García dijo...

Buenas benjamín, quería compartir un trabajo (soy torpe en internet, no sabía otra forma…)
Tengo una maqueta musical casera que estoy convencido de que apreciará un poco, por sus gustos y capacidad poética (“césares y cristos” en youtube, luego darle al canal “sistema inercial”). No sé muy bien por qué le digo esto, quizá busco apoyo. Inmodestamente creo que hay un desnivel considerable entre la valía de mi obra y el seguimiento que tiene.
Sus aforismos me parecen brillantes (Ball?), en la estela de los monstruos: Nietzsche, Schopenhauer, Baltasar Gracián, La Rouchefoucault… Gracias y disculpe la injerencia.

Graça Grauna dijo...

obrigada por compartilhar o seu espírito criativo. Abraços, Graça Graúna (Brasil)