miércoles, 7 de enero de 2015

EL TERRORISTA


Soy un hombre que lleva el infierno en las manos.
Soy la justicia,
el dueño de la muerte.
Soy el que va a enseñaros a leer el dolor,
a descifrar su oscuro jeroglífico.

Mi Dios
                        que puso tinta roja en las amapolas;
que sumó luz y música para crear los ríos,
me manda castigaros.

A vosotros
                        que sois los hijos de la usura,
la raíz negra de las cosas blancas.
A vosotros
que habláis
con palabras que son
sombras de la serpiente;
que vendéis cielos
                                   y compráis banderas
y destruís los ídolos para adorar sus ruinas.

Mi Dios
                        que pensó el oro musculoso del tigre;
mi Dios que hace y deshace este reino de arena,
me da el poder,
me envía a destruiros.

Ya se acercan las llamas.
Ya cae la lluvia roja.
Ya sale la verdad de entre mis manos.

Ha llegado el momento.

Dios elige a sus mártires
como el puñal inventa al asesino.



14 comentarios:

Oscar Dominguez dijo...

Gran poema Benja, Marea Humana fue una fuente de inspiración para mí. Estoy disfrutando enormemente de Ya no es tarde.

Un abrazo desde el norte.

Cuando tu agenda te lo permita y si lo deseas (compromiso 0) echa vistazo a mi humilde blog, será un honor para mí.

http://lasnuevasalasdeicaro.blogspot.com.es/

Benjamín Prado dijo...

Ya mismo, Óscar. Gracias por seguir ahí.

Mercedes García dijo...

Un hecho aberrante es la semilla para un poema que sangra.

Benjamín Prado dijo...

Un abrazo, Mercedes. Y sí, sangra cada vez que un loco reabre la herida...

L. A. F. dijo...

Los versos finales los había leído en tus aforismos. ¿Puede ser?

Echo de menos a Meadow. ¿Qué fue de su vida? Era muy generoso conmigo y no me excluía como hacen muchos que no me conocen.


Lu

Vale dijo...

Genial.

carlos perrotti dijo...

Te sigo hace tiempo. Cada vez más inspiradora tu poesía. Gracias por tantas de ellas.

Una cosa más: si el loco sigue allí indica que aún no nos hemos curado, no?

Porteño abrazo, Benjamín. Ve con Bob.

Clau topica dijo...

Gracias una vez más, eres un grande de la literatura y pintas muy bien con palabras en nuestra imaginación

Clau topica dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
gloria p dijo...

Gracias, voy a volver a leer poesía.

Gemaestrata dijo...

Querido Benjamín, tras haber leído este poema - tan consistente como necesario - no puedo irme sin dejar mi huella y mi agradecimiento por tu exquisita poesía. Un saludo, Gema.

Carlos Perera dijo...

Excelente tus letras benjamin. Me motiva a seguir escribiendo. Soy un humilde novato en esto desde argentina te envio un cálido abrazo. Poesia oscura. Me encantó. Cuando puedas t invito a mi blog. Seria un agradable placer q heches un vistazo. Recien comienzo . www.encerebro.blogspot.com

Pablo Paf dijo...

Esa tensión desde "Mi Dios" hasta "a vosotros", como un imperativo, como dicho desde un pedestal...

Creo yo que el valor de los pronombres aquí otorga universalidad, siendo este un poema tan válido para una religión como para otra cualquiera.

Eso sí, me quedo con estos versos... versos que dan a pensar:

"[...] que vendéis cielos
y compráis banderas
y destruís los ídolos para adorar sus ruinas."

Saludos. Pablo.

Juan Maldonado Lopez dijo...

Grande. Como Alberti.