martes, 24 de diciembre de 2013



UN PROFESOR ES ALGUIEN QUE HABLA EN LOS SUEÑOS DE OTRO

(En la tumba de W. H. Auden en Kirchstetten, Austria)


Imagina unos versos. Después, ponte a buscarlos
como si fueran tuyos y estuviesen perdidos;
intenta adivinarles las palabras
como el que huye trata de predecir los pasos
de quienes lo persiguen; y procura que en ellos
se detenga el idioma
                                 igual que el agua
se vuelve hielo para dejarse acariciar.

Que tu poema sepa algo que ignoras;
que no te necesite; que encuentre al mismo tiempo
lo que nadie soñaba y lo que buscan todos;
que cuando ya no estés
                                     oculte que te has ido,
se haga pasar por ti.

No escribas si lo puedes hacer como cualquiera
pero no como tú;
si al repetir
lo que dijeron otros
no dices otra cosa;
si en tus libros no se oyen los libros que leíste,
como en un apellido
                                  se escucha galopar
                                                                 a los antepasados.

Que tu poema esté a medio camino
entre tú y yo
                      lo mismo que una estatua
entre el cuerpo y la roca;
que ponga lo intocable en nuestras manos;
que logre que se queden las cosas que se van.

(Eso es lo que me dijo Auden junto a su tumba.
Nevaba sobre Kirchstetten, en los Bosques de Viena,
y yo soñé
                que un día
alguien pondrá unas rosas debajo de mi nombre
y encima de estos versos que escribo para ti.)



11 comentarios:

Adolfo Cueto dijo...

Muy buen poema, Joaquín, y muy tuyo, sí. Abrazo navideño, A.

Adolfo Cueto dijo...

Quiero decir Benjamín, claro: tanto cava, ay.

Benjamín Prado dijo...

:-/

jose miralles ochoa dijo...

Hola Benjamín.Esta mañana he leído tu poema, depués he oído el cueto o canción de Navidad en la cadena Ser.
Un día feliz.Gracias.

Benjamín Prado dijo...

Un abrazo, José. Y gracias por meterme en el mismo saco que a Dickens.

gaia56 dijo...

¡Qué magnífica revelación te hizo! Muy bueno tu poema, también revelación para mi.
Un abrazo y Feliz año nuevo.

Benjamín Prado dijo...

Gracias, gaia, un abrazo.

Marta Ávila dijo...

¡¡Benja, qué grande este poema!!

"Imagina unos versos /[...] y procura que en ellos / se detenga el idioma". Es muy generoso eso que hacéis muy pocos como tú: cada poema es un regalo que dura para siempre.

Carmen Calero dijo...

Que precioso poema. Escribes versos como soles. Frases directas a sitios profundos.

maría josé vidal dijo...

Maravilloso.

maría josé vidal dijo...

Ahora Auden ya sabe qué es el amor.