viernes, 14 de noviembre de 2008

Tanto tiempo


La verdad es que casi no me acordaba de este blog, porque el que siempre miro es el otro, el que hace Meadow. Bueno, sigo escribiendo la novela, llevo como un tercio, y también algunos poemas, lentamente. La primera la hago porque quiero y los segundos porque no puedo evitarlos. Debo de darme prisa, porque por ahora lo único que llega a mi mesa son reediciones, traducciones, todo eso que por una parte me gusta, porque significa que algunos libros siguen viviendo y aprendiendo idiomas, y por otra me preocupa, porque es como hacer fuego con madera quemada. Pero no resulta fácil avanzar cuando te mueves tanto y yo he hecho demasiados viajes en los últimos meses, a Estados Unidos, Cuba, Grecia, Costa Rica y dos veces a Italia, y aunque digo que no a muchas cosas, lo cierto es que en enero volveré a ir a Cuba, y a Argentina en mayo, también a Luxemburgo y, probablemente, a México, aparte de a unos cuantos sitios en España. Recuerdo que Rafael Alberti siempre me decía: cuando estés trabajando, no te interrumpas para nada, porque coges el teléfono y el poema ya es otro... Quién pudiera hacerle caso. También sigo viendo amigos, anoche mismo estuve cenando con Juan Gelman, Luis García Montero, Chus Visor... y hoy no me encuentro muy bien, porque crucé de un lado a otro de la noche nadando en vodka... ¡Uf! Y esta tarde tengo que ir a ver a Pepe Caballero Bonald, para tener con él una conversación sobre poesía que me han pedido del periódico, que será larga y que debo entregar el lunes. Y mañana hay otra cena para apoyar a Luis, a quien han condenado en un tribunal de Granada por injurias a un profesor de la Universidad que llevaba años insultándolo a él y a su familia. Bueno, me gustaría poderle añadir algo este fin de semana a mis libros en marcha, pero cuándo... Al menos, creo que acabaré un poema al que sólo le faltan un par de versos o tres, me parece. Si lo logro, llegaré contento al lunes.

5 comentarios:

Meadow dijo...

Qué bueno saber de ti de primera mano y que bueno que haya tanto que saber...

No creo que hagas fuego con madera quemada, yo más bien le llamaría cisco, ese carbón vegetal que se hace quemando la madera y apagándola antes de que se consuma para que después caliente los braseros, y en tu caso las mentes.

Mira a ver si puedes entregar el artículo antes del lunes, para que adelanten su publicación.Lo espero con ganas.

A ver si llegas contento al lunes y ánimo con las banderillas y la espada, maestro, que dos tercios no son nada.

Para tu información, y curiosidad, el día que colgué (colgaste) el poema inédito fue el que más visitas ha tenido el, otro, blog.Se agradece, por las visitas, pero sobre todo por el poema.

Un abrazo

Rubentxo dijo...

Hola.
No me atrevía a dejar un comentario, pero al final me he decidido.
Sigo tus andares desde el blog de Meadow, y desde allí llegué hasta aquí.
Enhorabuena por el premio del ferrocarril. Yo también presenté un relato. Si llego a saber que el nivel estaba tan alto, me hubiese ahorrado el dinero del envío postal, jeje. Me leí el cuento y me gustó muchísimo: qué cuidada está la métrica en "El viaje", se nota que eres poeta: supongo que te saldrá de manera espontánea.
Espero ansioso tu nueva novela. "Nunca le des la mano..." y "Alguien se acerca" están entre mis libros favoritos.
Una frase de un libro tuyo, esa de "...hombres que se quedan parados a veinte metros de lo que dicen que les gustaría ser" me ha servido en muchas ocasiones para tomar decisiones importantes: y siempre fueron acertadas.
Saludos. Y gracias por la Literatura.
(Fin de mi pequeño atrevimiento, espero que no te haya importado mi intromisión).

ILSA dijo...

Si no haces caso a eso que te decía Alberti... bueno, como aquello de la montaña y Mahoma, tendremos que hacerlo nosotros por ti. Intentaremos llamar a aeropuertos y aduanas de tierra y mar para que no te dejen el paso, para que tengas que quedarte en casita y así adelantar tu novela y seas muy feliz el lunes y todos los lunes.

Ahora, un "güequín" te dejo para que estés con Luis García Montero, para que le digas de nuestra parte que no creemos en la InJusticia, perdón, en la Justicia, quise decir, de este país.

Qué bien que nos cuentes cosas, que nos contéis cosas, Meadow y tú.

soledad dijo...

Hola. No es el modo más formal de contactar con tigo pero creo que no son las forma sino el fin.
Soy José Patiño, de un pueblo de Toledo, Villafranca de los Caballeros, pertenezco a la corporación local del Partido Socialista. Estoy interesado en contactar con Benjamín Prado para proponerle una charla-coloquio sobre él, su obra, y con especial atención a su novela “mala gente que camina” y todo lo que rodea el tema de los actos realizados en la dictadura contra las personas de izquierdas.
Se acordaría con él con el Ayuntamiento de Villafranca de la infraestructura necesaria para el acto

Para contactar con migo te remito mi correo Soledad-blanca@hotmail.com o naturaleza_lali@hotmail.com y un teléfono de contacto 655306132.

Un saludo.

Carmen dijo...

¡Que sorpresa! He encontrado este blog por casualidad. Sabes que eres mi poeta favorito. Cada día navego entre la Marea Humana que me rodea intentando encontrar mi camino. Y tus poemas siempre me acompañan.
Aunque ya he firmado el manifiesto, desde aquí igualmente mando todo mi apoyo a Luis. Afortunadamente para él, está rodeado de buenos amigos.

Por cierto,ya te ha salido otro viaje.Tienes una cita el jueves 5 de marzo de 2009 en Los Palacios.
Te esperamos. Un abrazo